27.1.14

Unamuno en bicicleta

Los más radicales individualistas fundan una comunidad. Los eremitas se unen y forman un monasterio, es decir, un convento de monjes, monachos, de solitarios. Solitarios que tienen que ayudarse unos a otros. Y dedicarse a enterrar a sus muertos. Y hasta tienen que hacer historia, ya que no hagan hijos.
Sólo el ermitaño se acerca del ideal de vida individualista. Un hombre de ciencia español que cerca de los sesenta años se dedicó a aprender a andar en bicicleta, me decía que era el medio de locomoción más individualista. Y yo le repliqué: "No, don José; el medio de locomoción individualista es andar solo, a pie, descalzo y por donde no hay caminos." Es vivir solo, desnudo y en el desierto.

M. de Unamuno. La agonía del cristianismo

No hay comentarios.: