1.11.11

Léon Bloy (versión criptocatólica de Marosa di Giorgio)

Las rosas que tú cortas, son, a pesar tuyo, otros tantos ejemplares visibles de la Roca con pistilos de dolor, de donde surgiera la Fuente de Sangre que corre sobre ti, hará pronto dos mil años. Cuídate solamente de no pinchar tus lindos dedos, porque nada hay más parecido a la Corona de espinas que un ramo de rosas.


El zodiaco completo, el ataque a la propiedad privada (a los propietarios) y los desbordes delirados del varón francés: acá.

No hay comentarios.: