31.8.11

Asesinar a un instante, a la vida

Sólo por un instante, como los delfines, el lenguaje humano saca la cabeza del mar semiótico de la naturaleza. Pero lo humano, justamente, no es más que ese pasaje de la pura lengua al discurso; y ese tránsito, ese instante es la historia.
G. Agamben, Infancia e historia, A. Hidalgo, p.80

No hay comentarios.: