28.1.11

Moda y revelaciones (pelus)



Soy un hombre a la moda. A pesar de que durante mucho tiempo no le di importancia (demasiada importancia, quiero decir) a la ropa; en general, visto a la moda.
No a la moda de las grandes corporaciones; no uso zapatillas de una conocidísima marca (esto no es una pipa), porque me hartaron las denuncias acerca de sus grandes fábricas esclavistas quién sabe en qué horroroso lugar de Indochina. Sé que la industria textil es vergonzosamente explotadora (y, repito, esclavista). Durante años viví de ropa de prestado (cuando estaba más flaquito, ¡hasta podía usar remeras y pulloveres de Nat!) o de ferias americanas (Nat es también una precisa cazadora de ropa en Caritas).

No puedo negar mi gusto por la efímera mercancía que se adhiere -traída quién sabe por qué nefastos vientos de la Historia- a nuestros cuerpos, esos fantasmas que asoman en series de televisión, en libros y películas, en apuestos jóvenes o preciosas mujeres (por ahí tienen una oda frágil e intrascendente, quiero decir frívola, acerca de una bellísima modelo rousse; ¿qué otra cosa podía hacer?). Hace poco leí que en la Francia del siglo XVIII estaba de moda vestirse a la griega; hasta el esnobismo de la vestimenta "revolucionaria" (el morral y sus aledaños) tiene origen en aquella República de locos.

En los años '80, estuvo de moda el pelo muy largo. En los '90, esa moda explotó: fue durante esos años que hubo una de las modas más horribles, feas, asquerosas, de las que tenga memoria: la moda grunge. Camisas a cuadros, jeans y pelo largo, ¡a quién se le ocurre!

Aunque nunca fui grunge -pero amé a Nirvana con un tardío fervor adolescente-, me quise dejar el pelo largo. Mi mejor amigo tenía una melena como Axl Rose, que era furor. Bueno, mi pelo "de chancho" alcanzó elevadas cotas de afro; pero nunca devino en melena larga, enrulada. Así fue que -con variantes- usé alternativamente el pelo muy largo (un capota impenetrable del Chaco) y un pelo corto, que como decía una vieja "te hace más blanquito".


Durante la temporada en el infierno del 2001-2002, en la que apenas logré mantenerme de pie en el mundo, en la realidad; aquella temporada durante la cual, por supuesto, vestí peor que nunca en mi vida, no me corté el pelo. Durante mucho tiempo. Me lo lavaba, pero no me lo cortaba. Así, en la cabeza se me empezaron a formar unos entreverados rulos que algunos llaman "rastas". Una tarde, tomé unas tijeras, puse música (podría haber sido un disco de The Undertones, que escuchaba bastante entonces; o Television, otra preferida) y me corté el pelo. Pero no corté los nudos, y voilà!: conseguí una graciosa mezcla de rastas y pelo corto, muy de moda; cuyas raíces se aferraban a una crisis (sobre todo) económica devastadora.


Mantuve mis pelitos algo hippies durante mucho tiempo: los use con el pelo largo, corto, con bigotes, con el pelo peinado, etc. Este año del Señor 2011 trae (lo sé, los percibo en estos insoportables bochornos que me obligan a pensar) cambios; y, quizá, transformaciones. Así que llevé adelante un cambio de "look". He dado una revolución (en su sentido astronómico) y volví a tener el pelo corto, como cuando me vestía con pantalones de colores claros y usaba remeras blancas de manga larga (¿qué tiempos eran esos?).

El tiempo ha pasado, mi pelo ha encanecido un poco.

Para despedir mi último vestido roquero -no sé qué me dirán en las escuelas los chicos que se acercaban a preguntarme dónde me había hecho las rastas (y yo juraba que no, que se me había hecho solas, que eran negro de alma); al menos, no les importa mucho el rock-; para despedir tanto glamour, dejo este video. Cada tiempo trae su afán, ojalá nunca deje de traer experiencia, cosas para aprender. Como canta Cornershop, y estos bellos modelos imitan: las lecciones aprendidas desde Roky I hasta Roky III.

7 comentarios:

carla dijo...

¿y guardaste algo de tus cabellos cortados?

diego dijo...

No, Carla; me dan mucha impresión los pelos cortados. Valga este requiem-pelus.

carla dijo...

sí, a mí también
pero es una forma de afecto, yo que sé

¡saludos a tu nuevo peinado!

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.

paula p dijo...

foto, foto, foto, fotooo
:) :P

diego dijo...

Hoy en el trabajo me dijeron que pasé "de rasta a posmo".

.... dijo...

posmo? hacía mucho que no escuchaba esa palabra.
en esta simpática página podés chequear looks para el futuro:

http://nerdboyfriend.com/


abrazo!