4.4.08

Padres - Silvio Mattoni

Esos pájaros límpidos que ves
ahora iluminados por los rostros tranquilos
de las mujeres, uno oscuro, otro gris
y el último castaño, tienen ya
la forma de las vidas que la suerte
los hiciera elegir. Pero aún recuerdan
lo que vivieron antes, y por eso
siguen a las muchachas y se posan
en los hombros juveniles que la luz
del sufrimiento les indica. Dicen no
al lúcido dolor, aunque protejan
a las tres bailarinas de un enjambre
de abejas extraviadas: son las formas
que toman los recuerdos de sus actos, pero
también como a los pájaros les gusta
el sabor dulce del dolor olvidado
que cura en los mortales las heridas
de mis flechas. Ellas van hacia allá.

.
es el comienzo de un poema largo, hay antes en el mismo libro otro poema que se llama Madres, pertenecen al libro Sagitario, incluído en Las divisiones del día (ed. Mansalva), lo que puse ayer

3 comentarios:

diego dijo...

(=)

Anónimo dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=NjR5xFZxZK8


para escuchar y escuchar, siempre hay que reverenciar al amor genuino.

TiTo A. dijo...

pájaros metempsicóticos, muy bueno
terribilis