22.2.08

Pidä huivista kiinni, Tatjana


anoche, en un lugar muy buena onda, viví un momento hermoso, nat leyó hueso
y yo leí estr.lldo,
pero un amigo que nos presentaron -que se llama tomás y vive en berlín- nos acompañó en la lectura tocando un acordeón, él era alto, nat y yo (tan chiquitos al lado) leíamos y el cantaba -cantó canciones de romaní, de alemán y de hungría (eslávico, creo que dijo era el idioma),
.
como volver a un lugar lejano, ¿dónde? -o las comedias que sin hablar te hacen bien
¿qué sé yo de las palabras?

3 comentarios:

Fideos con manteca dijo...

tu poema cromado

Fideos con manteca dijo...

tu poema cromado

sushi punk dijo...

no sé si la única, pero la posiblidad de volver es partiendo (y por supuesto, para complicar la escena no me imagino un aeropuerto sino un gran pastel y mucha gente reunida alredor esperando su parte... habré acaso pensado en compartir para volver? mmm...).

me gustaron los textos diego, el de nat y el tuyo.