9.1.08

3



¿Brillas para los muertos, dorada luz del amor?
la mañana está destartalada
de flores dormidas que no pueden
dejar la cueva de la noche
ya el sol de diablos pone la cara roja
–¡cómo brilla la transparencia
del día!
en pajaritas, saciadas de sueño
se reanima la esplendorosa infernal
Selva, pone hornos en la tienda
de electro-domésticos chinos
y los juegos de las chicas, los gritos
de los chicos
... si bosques de roble temblaran en el horizonte
pero no los veo, los siento
vivir a todos, muertos rubios
en la guerra: el silencio y la luz negra
de los insectos cascarudos incendian con el amor
porfiado el camino que les lleva la tormenta
hace 100000 años
idéntica cosa: la sabrosa piel de mil lunares
salados al cielo y su pútrida batalla infantil,
florcita entre los moscardones
-dale lo que le sobra al calor turbio
del cañaveral, la prole
desatada, la remerita del ídolo
los insectos, ahogados
en la saliva del árbol: la copa del monte
-todo el chiflido bajito en la devoción, y calientes
las islas de bolsas muertas
-la risa del barro rojo que se va pudriendo y la caca.

6 comentarios:

TiTo Arrúa dijo...

Muy, pero muy hermosa serie, Carballar.

Hay cosas que me recordaron lo que dice Herzog en el documental que hicieron sobre Aguirre, la velocidad de la procreación equilibrada por la putrefacción que a su vez es el origen de lo otro en un ciclo sin fin.

Abrazo

diego dijo...

gracias tito,
buenísimo lo que me comentás... seguiremos subiendo algunas misiones más

paula.p. dijo...

MARAVILLOR

anónimaux dijo...

uh che
esta buenisimon el poema
saludos diego

diego dijo...

paula

anonimó:
saludos y muchas gracias

a veces no sé qué decirles, me ponen re-bien los comentarios tan lindos

antiprímula dijo...

Solo la pregunta que oficia de obertura en este post merece felicitaciones: aquí las dejo.

A veces paso en silencio por tu blog y me gusta estar un rato, hoy saludo.