26.3.07

La Matanza




El bosque está duplicado, hay uno de bisturí, el otro no existe o se asoma por última vez a la medianoche en la ruta santiagueña por el humo de los neumáticos.
- ¿Por qué lobos?, estoy llena de mordedura/
de sangre seca de la boca del lobo original y tengo hambre también.

Vos parecés un lobito asustado: te guardás en papelitos glasé, dejás tiradas por ahí la enaguas de la tía muerta, con la misma forma de tu cuerpo recién salido del sanatorio.
El mismo cuero que ella, lobita.

El vagón se llena de clonados, los ojos espectantes, la guarida de la estación no proteje contra la lluvia trans-tropical. Al trabajo, que hay que producir menos espacio en blanco.

Una escritura de dedo en el vidrio te hace de lágrima, caperucita. Cruzá en blanco el cañaveral, hasta la lengua de río, riacho o el riachuelo, hasta La Matanza.

No hay comentarios.: